Este año el caballo de Oros no ha querido perderse una de las fiestas con más tradición arraigada en nuestro país, las Fallas de Valencia. Son unas fiestas catalogadas de interés turístico internacional. Tiene su origen en un antiguo hábito de los carpinteros de la zona. Cuando llegaba la primavera, concretamente el día de San José, todos los carpinteros acostumbraban a sacar todos los trastos viejos y  piezas inservibles de madera a fin de que se quemaran frente a sus casas.

En la actualidad la fiesta de las Fallas ha evolucionado y los “harapos y trastos inservibles” se han convertido en enormes y curiosas obras en la que no falta el sentido irónico y crítico.

Las paellas juegan un papel importante en estas fiestas tan divertidas. De ahí que el Pimentón Caballo de Oros D.O.P. haya querido participar como uno de sus ingredientes.

¡Benditas Fallas! ¡Hasta el año que viene!