EL OTOÑO Y LA MOLIENDA

El día es lluvioso y frio, pero hay algo en el ambiente que te reconforta y te hace sentir las raíces de una tierra marcada por una especia, el Pimentón de la Vera, EL ORO ROJO,

 ¡Estamos en Jaraíz de la Vera!

Siguiendo el rastro de ese maravilloso aroma , llego a la Fábrica de Pimentón de la Vera DOP Caballo de Oros, que desde principios de siglo XX está situada en pleno corazón de la localidad Verata. Es esta fábrica la responsable de que año tras año, en  época otoñal,  inunde el pueblo con ese olor tan característico.

La fábrica de PIMENTÓN DE LA VERA D.O.P. Caballo DE OROS se encuentra en plena actividad.  Tanto por el molino o lugar donde llega el pimiento seco tras su laboriosa deshidratación al humo y una minuciosa selección,  como por la molienda, acción por la cual se consigue, mediante su constante y continuo  triturado, un polvo rojo que hace las delicias de los platos culinarios.

Esta fábrica es conocida por su técnica de molienda a través de transporte neumático, que no es otra cosa que mover el pimentón mediante aire para transportarlo de un molino a otro, consiguiendo así cada vez más fino el polvo rojo y evitando el sobrecalentamiento del mismo.

Importante papel es el desempeñado por el maestro  molinero que, con su gran experiencia, es el encargado de ajustar milimétricamente las piedras de los molinos así como de mantener la temperatura idónea del Pimentón, labor crucial para obtener el Pimentón Caballo de Oros con su contrastada calidad suprema.

El objetivo final del maestro molinero no es otra que la elaboración del mejor Pimentón de la Vera, para ello su arte consiste en aportar toda su experiencia y su conocimiento durante la molturación o molienda, que es lo que va a distinguir que el Pimentón de la Vera sea de una calidad u otra.

No hay que olvidar que el oficio de molinero ha sido siempre considerado un trabajo noble de tradición familiar. Era transmitido casi siempre de padres a hijos, por lo que su aprendizaje se iniciaba desde muy joven. Ser molinero era un motivo de orgullo.